Caregiver

Tips para cuidadores

Como cuidar la DIGNIDAD del enfermo con Alzheimer

1.- TONO DE VOZ: Hay que mantener una actitud condescendiente y respetuosa. No tratarlo como si fuera un niño. Cuidar el tono de voz y no menospreciarlo.

2.- LENGUAJE: Evitar palabras que resten dignidad como pañal, babero, orinal, etc. Es mejor usar palabras que signifiquen lo mismo pero que no lo hagan sentir mal.

3.- FORMA DE DECIR LAS COSAS: Se puede decir lo mismo de diferentes maneras. Hay que procurar no hacer sentir mal al enfermo. Por ejemplo:

INCORRECTO: Tú ya no sabes hacer nada, salte de la cocina, aquí no puedes estar pues te puede pasar algo.

CORRECTO: El arroz que tú haces es el mejor que he probado, ¿cómo ves si te sientas en esta silla y me vas diciendo como hacerlo? Yo quiero aprender de ti.

4.- COMUNICACIÓN: Hacer preguntas abiertas puede intimidarle si no conoce la respuesta. Hay que hacerle preguntas que pueda contestar. Por ejemplo:

INCORRECTA: Mamá dile al doctor ¿cuántos nietos tienes?

CORRECTA: Mamá dile al doctor lo mucho que disfrutas a tus 4 nietos.

INCORRECTA: ¡Hola mamá! ¿sabes quién soy?

CORRECTA: ¡Hola mamá! Soy tu hija María.

5.- INFORMARLE AL ENFERMO:

No importa la etapa en la que esté, siempre deberá decirle lo que se le va a hacer por ejemplo:

Le vamos a quitar la blusa para ponerle su pijama, ¿me ayuda?

Vamos a cambiarle de ropa para que se sienta cómoda.

Vamos a pasarla a esta silla para ir a dar un paseo.

6.- INFORMAR A OTROS

En cualquier situación es recomendable informar al resto de las personas sobre la enfermedad y las necesidades especiales del enfermo. Muchas veces al conocer la situación, son los vecinos quienes alertan de que la persona enferma se salió de la casa y evitan que se pierda.

7.- CUIDAR SU PUDOR

A la hora del baño es importante desvestir a la persona en privado y cuidando no hacerla sentir mal. En las primeras etapas, estar al pendiente y solo pasarle lo que vaya necesitando, en otras etapas se le puede cubrir parte del cuerpo con una toalla, eso le hace sentir mejor y nunca permitir que cualquier persona entre, mientras se le está cambiando.

8.- RELAJARSE Y TENER PACIENCIA. Hay que procurar estar tranquilo cuando se está con la persona con demencia, ellos sienten esa ansiedad y puede hacer que se ponga más inquieto. Hay que tener mucha paciencia con ellos. Por más veces que repitan las cosas hay que buscar esa respuesta que les puede dar tranquilidad.

9.- NUNCA GRITARLES NI MUCHO MENOS GOLPEARLOS. Ellos no podrán expresarse, pero sienten y tienen una gran necesidad de cariño y buen trato. Muchas veces su inquietud es por inseguridad. Hay que hacerlos sentir que nunca estarán solos, que estamos con ellos. Si creemos no poder más, hay que pedir ayuda, pero nunca maltratarlos.

LA REGLA DE ORO ES: TRÁTALOS COMO TE GUSTARÍA SER TRATADO SI ESTUVIERAS EN SU LUGAR.

Artículos relacionados

Educación en línea

Capacítate

Hoy

Inscríbete en nuestra plataforma de Educación Online

¿Tienes un familiar con Alzheimer o algún otro tipo de demencia y deseas saber cómo cuidarlo? 
¿Eres cuidador de un paciente con Alzheimer y deseas perfeccionar tus habilidades y técnicas?
¿Eres estudiante o profesional de la salud y deseas conocer más sobre esta enfermedad?

Empieza HOY mismo!