Alz.Mx

El síndrome del ocaso

Si su familia cuenta con un integrante o si tiene contacto cercano con una persona que padece la enfermedad de Alzheimer probablemente se haya dado cuenta de que al terminar el día y comenzar la noche, las personas pueden llegar a agitarse o comenzar con cambios en la conducta, esto no es algo aislado, es algo tan común en las personas con enfermedad de Alzheimer que se le bautizó como Síndrome de Sundowing o del ocaso.
Todos estos cambios en la conducta se dan porque en la enfermedad de Alzheimer se da un desajuste en el ciclo circadiano, pero ¿qué es el ciclo circadiano?, son los cambios físicos, mentales y conductuales que siguen un ciclo aproximado de 24 horas y que responden a la luz y la oscuridad en el ambiente de un organismo, es decir no funcionamos igual en la noche como en el día.
En la enfermedad de Alzheimer existe un desajuste circadiano que condiciona el funcionamiento del ciclo sueño-vigilia, lo desajusta y esto puede hacer que la persona presente agitación ya sea por la tarde o por las noches. Además del desajuste circadiano, existen otros factores que desencadenan este síndrome como la luz, el ruido, la inmovilidad, estar encamado, cambios ambientales, agotamiento físico y mental y factores psicosociales.

En el síndrome del ocaso, las personas con demencia pueden comenzar con cambios en el comportamiento que se dan a distintos niveles, en el nivel motor, por ejemplo, pueden tirar o manosear sus ropas, deambular y en general estar “más inquietos”, a nivel expresivo son frecuentes las quejas, la irritabilidad, los gritos, así como la desorientación, la confusión, la apatía y la depresión.
Ahora que ya sabe lo que es el síndrome del ocaso, puede prevenirlo de diferentes maneras, por ejemplo, puede modificar el ambiente para que el espacio donde se encuentre la persona esté mejor iluminado, mejor ordenado, así como tratar de disminuir el ruido ambiental; también puede planificar los días de manera que la persona se encuentre activa durante el día y disminuya su actividad por las noches. Otro punto es el farmacológico, existen medicamentos hipnóticos que si les son recetados, pueden corregir las deficiencias en la regulación del sueño; los medicamentos también pueden ayudar en caso de que el paciente presente dolor o ansiedad y de este modo estaríamos previniendo también la aparición del síndrome del ocaso.
Dr. Isauro de Jesús Sáenz Saucedo
Médico familiar y terapeuta de familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Educación en línea

Capacítate

Hoy

Inscríbete en nuestra plataforma de Educación Online

¿Tienes un familiar con Alzheimer o algún otro tipo de demencia y deseas saber cómo cuidarlo? 
¿Eres cuidador de un paciente con Alzheimer y deseas perfeccionar tus habilidades y técnicas?
¿Eres estudiante o profesional de la salud y deseas conocer más sobre esta enfermedad?

Empieza HOY mismo!