Radiodiagnóstico en demencia

Existen muchas enfermedades que causan demencia. En la mayoría de los casos, las razones por las cuales las personas contraen estas enfermedades se desconocen, es necesaria una adecuada investigación clínica médica, además del apoyo de estudios de imagen para lograr llegar al diagnóstico correcto, algunos de los tipos más comunes de demencia son:
Enfermedad de Alzheimer.
Es el tipo más común de demencia, representa alrededor de 2 tercios de todos los casos. La enfermedad causa una disminución gradual de las capacidades cognitivas, que a menudo comienza con la pérdida de la memoria.
La enfermedad de Alzheimer se caracteriza por dos anormalidades en el cerebro: las placas amiloidesy los ovillos neurofibrilares. Las placas son acumulaciones anormales de una proteína llamada beta amiloide. Los ovillos son haces de filamentos trenzados compuestos de una proteína llamada tau. Las placas y los ovillos interrumpen la comunicación entre las células nerviosas y causan su muerte.

Los hallazgos por imagen que podemos obtener son:

  1. Atrofia cerebral en lóbulo temporal mesial (en hipocampo y corteza entorinal).
  2. Atrofia cerebral cortical temporo-parietal.
  3. En la tomografía por emisión de positrones podemos encontrar una disminución del metabolismo a nivel bitemporal y biparietal.

Demencia vascular.
Representa la segunda causa más común de demencia. Es el deterioro cognitivo causado por el daño a los vasos sanguíneos del cerebro. Puede causarla un solo derrame cerebral o varios min infartos que se producen con el paso del tiempo. A estos min infartos también se les llama ataques isquémicos transitorios.
La demencia vascular se diagnostica cuando hay evidencia de daño a los vasos sanguíneos en el cerebro y de la disminución de la función cognitivaque obstaculiza las actividades de la vida diaria.

Los hallazgos por imagen que podemos obtener son:

  1. Evidencia de isquemia cerebral (especialmente en la sustancia blanca) por medio de la resonancia o tomografía.

 
Enfermedad de cuerpos de Lewy.
Esta enfermedad se caracteriza por la presencia de cuerpos de Lewy en el cerebro. Los cuerpos de Lewy son masas anormales de la proteína alfa-sinucleína, que se forma en el interior de las células nerviosas. Estas anomalías se producen en áreas específicas del cerebro, causando cambios en los movimientos, el pensamiento y la conducta. Las personas con enfermedad de cuerpos de Lewy pueden experimentar marcadas fluctuaciones en la atención y el pensamiento que pueden variar, durante períodos breves, desde el comportamiento casi normal hasta una confusión severa. Las alucinaciones visuales son también un síntoma común.

Los hallazgos por imagen que podemos obtener son:

  1. Atrofia cerebral generalizada (más frontal y parieto-temporal).
  2. Dilatación de los ventrículos cerebrales laterales.
  3. Atrofia de mesencéfalo, hipotálamo y sustancia innominada.

 
Demencia frontotemporal.
Este tipo de demencia indica daño progresivo a los lóbulos frontales y/o temporales del cerebro. A menudo los síntomas comienzan cuando las personas tienen 50 ó 60 años y a veces antes. Las dos presentaciones principales de la demencia frontotemporal son: frontales (que incluyen los síntomas de la conducta y los cambios en la personalidad) y temporales (que incluyen las alteraciones del lenguaje). Sin embargo, a menudo, ambas se superponen.
Como los lóbulos frontales del cerebro controlan el juicio y la conducta social, a menudo las personas con demencia frontotemporal tienen problemas para mantener una conducta socialmente apropiada. Pueden ser groseras, descuidar las responsabilidades normales, ser compulsivas o repetitivas, ser agresivas, demostrar una falta de inhibición o actuar impulsivamente.

  1. Atrofia cerebral de lóbulos frontal y temporal.

 
Existen varias condiciones que producen síntomas similares a la demencia que a menudo se pueden tratar. Estas incluyen algunas deficiencias de vitaminas y hormonas, depresión, efectos de la medicación, las infecciones y los tumores cerebrales.
Desde el inicio de los síntomas es de suma importancia su valoración médica, así como la complementación de la valoración por medio de imágenes como TAC o resonancia, para poder llegar a un diagnóstico certero y por lo tanto a un tratamiento adecuado.
 
Dr. Guillermo Daniel Cisneros Salazar
Médico Radiólogo

Artículos relacionados

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Educación en línea

Capacítate

Hoy

Inscríbete en nuestra
plataforma de
Educación Online

¿Tienes un familiar con Alzheimer o algún otro tipo de demencia y deseas saber cómo cuidarlo
¿Eres profesional de la salud y deseas conocer más sobre esta enfermedad?
¿Eres cuidador de un paciente con Alzheimer y deseas perfeccionar tus habilidades y técnicas?Empieza HOY mismo!