Preparando la consulta médica

El paciente que tiene la enfermedad de Alzheimer o alguna otra enfermedad degenerativa del cerebro, donde se presentan síntomas como deterioro de la memoria, desorientación o trastornos del sueño  generalmente es supervisado en su manejo por familiares o cuidadores profesionales (enfermeras o cuidadores que reciben remuneración económica), y son quienes los acompañan a las consultas médicas.

Los pacientes en el desarrollo de su enfermedad, van presentando síntomas que van cambiando, muchos de ellos son físicos, como la pérdida de peso o su ganancia,  trastornos del sueño, dolores persistentes, lesiones en la piel nuevas, etc. También  pueden presentarse  ideas en el paciente que le produzcan sufrimiento, como la sensación de abandono,  de miedo a quedarse solo, alucinaciones visuales y auditivas, así como agresividad, persistencia en quitarse la ropa o la sensación de ser “envenenado” con los medicamentos o alimentos que se le dan, incluso, rechazo al cuidador principal. Estos signos y síntomas deberán ser mencionados durante la consulta médica con su especialista para generar una receta útil para el paciente, lo cual permitirá ajustar o eliminar  aquellos medicamentos que toma, además de sugerir tratamiento no farmacológico que ayude al control de síntomas difíciles.

PREPARE LA CONSULTA.
1.- Realice una lista de los síntomas que está presentando el  paciente. Los de nueva aparición y los que ha presentado de forma regular. Especialmente en aquellos que le produzcan sufrimiento, angustia o limiten la calidad de vida de su familiar.
2.-Tenga una lista de los medicamentos que toma, con sus dosis y horarios. Reporte si hay dificultad en su consumo, negación a ingerirlos o dificultad para deglutirlos. Entre menos medicamentos,  mejor para el paciente. Siempre solicite al médico que marque aquellos medicamentos que son importantes no suspender, llegada la situación de negarse a tomarlos todos.
3.-Realice estudios de laboratorio regulares para valorar el estado integral de su paciente. Siempre guarde los resultados anteriores (se recomienda dos años) para poder comparar en el tiempo.
4.-Durante la consulta, permita que sea el paciente quien exprese sus molestias de forma inicial, después usted colabore con el resto de la sintomatología que haya olvidado. NO lo contradiga en la consulta ni lo minimice. NO lo excluya ni hable delante de él como si no existiera. Usted puede realizar una lista para el médico de síntomas que no pueda expresar delante del paciente, y dársela antes de la consulta.
5.- Una libreta de apuntes, le ayudará a anotar alguna sugerencia o indicación del médico para compartirla con el resto de la familia o cuidadores. Incluya los teléfonos de su médico.
6.-Tenga a la mano información vital del paciente, como enfermedades, alergias, tipo de sangre, servicio médico  y medicamentos que ingiere en caso de una emergencia o traslado a un servicio hospitalario.
7.-Si su paciente está agitado,  grita durante la noche, o cursa con cuadros de agresividad que puedan complicar su socialización, siempre lleve consigo una receta de su médico informando que las conductas que presentan son por una enfermedad neurológica degenerativa.
8.- Un  cuidador informado y que informa adecuadamente es la mejor medicina para el paciente con enfermedad de Alzheimer.
Dra Magdalena Garza Cantú.
Geriatra.

Artículos relacionados

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Educación en línea

Capacítate

Hoy

Inscríbete en nuestra
plataforma de
Educación Online

¿Tienes un familiar con Alzheimer o algún otro tipo de demencia y deseas saber cómo cuidarlo
¿Eres profesional de la salud y deseas conocer más sobre esta enfermedad?
¿Eres cuidador de un paciente con Alzheimer y deseas perfeccionar tus habilidades y técnicas?Empieza HOY mismo!