Alz.Mx

Me quiero ir a mi casa

Cuando una persona con Alzheimer dice que quiere ir a su casa, es necesario saber interpretar lo que realmente quiere decir y qué podemos contestarle para evitar que se altere. Ellos se sienten por lo general inseguros y buscan todo aquello que les de seguridad como su casa, queriendo irse aún estando ahí o sus padres, preguntando por ellos aun cuando ya  hayan fallecido.
Como cuidador no sabemos como contestar ante algo que no tiene sentido. No todo lo que se intenta va a funcionar siempre, a veces funciona una cosa que decimos y otras no, pero cada vez se vuelve más sencillo.
Primero es necesario darles confort y tranquilidad, tenemos que estar calmados y relajados para que ellos se empiecen a relajar, ya que pueden entender tu lenguaje corporal y el tono en el que hablas. Como se mencionó anteriormente cuando están ansiosos necesitan seguridad y calma. Si a la persona le gustaban los abrazos, es un buen momento para darle uno, otras prefieren caricias en el brazo u hombro, lo importante es hacerles sentir que estas con ellos. Otras maneras de consolarlos es darles una manta, muñeca o peluche para que los abracen.
Hay que tratar de evitar razonamientos y explicaciones como decirles que ya están en su casa o en un asilo ya que esto los angustiará más debido a que no pueden procesar esa información.
Poder redirigir y distraer es una técnica difícil pero muy efectiva. Es bueno acudir a las frases como “Ok, iremos pronto” o “que buena idea, ahorita que termine de limpiar vamos”, para calmar la situación ya que con esto no se le está diciendo que está equivocado. Otra forma es empleando actividades distractoras y placenteras que alejen de su mente querer irse a su casa. Por ejemplo, decir “Ok, iremos pronto” mientras caminan hacía una ventana señale el cielo o los árboles, se le puede ofrecer un refrigerio o una bebida que le guste. Después cambie a otra actividad que sea parte de su rutina diaria.
También se le puede pedir que cuente como era su casa y luego guíe la conversación a un tema neutral para así validar sus sentimientos y alentarlo a compartir recuerdos positivos.
Las preguntas abiertas como ¿Qué es lo primero que vas a hacer cuando llegues a tu casa? ¿Cuál es tu habitación favorita de la casa? o “Cuéntame más sobre tu casa” los puede ayudar a distraerse y animar a compartir sus pensamientos.
A veces las personas con Alzheimer se pueden rehusar a dejar la idea de irse a su casa. Cuando suceda eso, si es posible, es aconsejable llevarlo a dar unas vueltas en el auto o ir a comprar un helado para distraerlo.
Si no es posible subirlo a un auto, las acciones de preparase para irse pueden ser tranquilizadoras por que demuestran que se le cree y se le está ayudando a cumplir su objetivo para luego redirigir a una actividad diferente.
Asociación Alzheimer Monterrey
 
Referencia
DailyCaring.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Educación en línea

Capacítate

Hoy

Inscríbete en nuestra plataforma de Educación Online

¿Tienes un familiar con Alzheimer o algún otro tipo de demencia y deseas saber cómo cuidarlo? 
¿Eres cuidador de un paciente con Alzheimer y deseas perfeccionar tus habilidades y técnicas?
¿Eres estudiante o profesional de la salud y deseas conocer más sobre esta enfermedad?

Empieza HOY mismo!