Alz.Mx

Unhealthy Junk Food

Los alimentos chatarra intoxican tu cuerpo y tu cerebro

El consumo de comida chatarra corresponde a una de las principales causas de envejecimiento prematuro.

Las consecuencias de comer alimentos chatarra es tener un cuerpo afectado y un organismo que no funciona correctamente, uno de los órganos que más afectamos es nuestro cerebro.

            El ritmo de vida actual en las familias nos lleva a tener poco tiempo para preparar alimentos en casa y la dieta diaria se basa en alimentos procesados que aparentemente nos ahorran tiempo y dinero, como cereales de caja, galletas con fibra, yogurt, hamburguesas, papas fritas bebidas light, que, si bien algunos los disfrazan que no contienen azúcar, tienen endulzantes sustitutos preparados con químicos y/o contienen grasas saturadas. Muchos omiten la comida e ingieren dulces y bebidas energizantes para mantenerse activo y sentir un poco de energía momentánea de 2 o 3 horas para terminar el día, lo que no pensamos o sabemos es que éstas “comidas” van dejando residuos (toxinas) en nuestro cuerpo y principalmente en nuestro órgano rector: el cerebro.

            Invertimos dinero, tiempo en comprar el último modelo de auto, la computadora o el teléfono inteligente, todos son máquinas, que debemos depurar, dar mantenimiento constantemente de “cookies”, y archivos que no usamos más, basura que se queda en la memoria. ¿Cómo no pensar con la misma lógica acerca de depurar o desintoxicar nuestro cuerpo y nuestro cerebro?, si somos tan cuidadosos con los objetos que finalmente son sustituibles, ¿por qué no somos capaces de cuidar nuestro cuerpo con el mismo ahínco?, ésta comparación tiene el propósito de llevar a la reflexión acerca de la importancia que tiene el dar un adecuado y correcto trato, a nuestro cuerpo, el único que tenemos, no podemos comprar otro.

Autores expertos en salud como Manes (2014), nos dicen que enfermedades como el Alzheimer se produce por la alteración metabólica consecuencia de los malos hábitos alimenticios y la acumulación de toxinas en el organismo por la constante exposición a toxinas en el hogar y medio ambiente, que finalmente llegan al cerebro. El cerebro se encuentra afectado por lo que comemos. Experimentos realizados en roedores alimentados con el equivalente de hamburguesas y papas fritas-comidas altas en grasa, mostraron menor rendimiento en la memoria y agilidad mental, comparados con otros que fueron alimentados con una dieta baja en grasa, produciéndose así la acumulación de grasas saturadas en el organismo que producen oxidación anticipada de las células, entre ellas, las neuronas cerebrales.

LOS FENÓMENOS DE LA PROTEINA BETA AMILOIDE Y DEL SISTEMA INMUNOLÓGICO

Lo que regularmente la ciencia comenta acerca del Alzheimer, es que los pacientes que padecen la enfermedad es consecuencia de acumulación de proteína beta amiloide en el cerebro, pero lo que no comentan es ¿qué la produce?, Y lo que podemos aprender es a evitar o reducir la ingesta de los alimentos que intoxican nuestro cuerpo.

El Dr. Guadalupe Chávez Torres, investigador, conferencista y experto en enfermedades crónico degenerativas y nutrición celular, autor del libro “Tragedia a escala planetaria”, nos explica con claridad acerca del fenómeno de la proteína beta amiloide que ocurre en los pacientes que padecen Alzheimer y el del sistema inmunológico son desencadenados por la presencia de tóxicos en las neuronas cerebrales, los que conocemos y que consumimos comúnmente.

El arsénico, está en verduras, frutas y arbustos, que lo adquieren a través de los pesticidas, que se utilizan principalmente en los campos de verduras y la industria agroalimentaria en todo el mundo. El aluminio lo encuentras en utensilios de cocina como sartenes, ollas, papel aluminio, alimentos enlatados, etc. El aluminio se va desprendiendo poco a poco y entra a tu cuerpo a través de los alimentos y de la contaminación ambiental. El plomo, es el que encontramos en la mayoría de los alimentos en cosas tan comunes como tortillas de harina, pasteles, igualmente en gasolina, en el aire o smog que emana de los autos, los lápices, pinturas de todo tipo, en las pulpas de tamarindo procesadas con químicos

Entendemos que la proteína beta amiloide y la muerte de los linfocitos, basófilos, eocinófilos y macrófagos son consecuencia de la intoxicación o contaminación que introducimos al cuerpo, por ello al analizar el cerebro en los cortes histopatológicos de los pacientes de Alzheimer, ambos fenómenos están presentes. Las células inmunitarias al no resistir la lucha contra los tóxicos mueren en su intento de restablecer la sanidad de las neuronas cerebrales.

            “Una de las mejores maneras de evitar el Alzheimer es adoptar una dieta natural que no contenga alimentos procesados o artificiales, como los hidratos de carbono refinados (harinas y azúcar blancos) o el sirope de maíz con alto contenido de fructuosa. […]. Según los investigadores de la Universidad de Columbia, la dieta mediterránea puede reducir el riesgo de Alzheimer hasta en un 40%. […]. Las personas que tomaban menos carnes rojas, productos lácteos, alimentos procesados y más frutas, frutos secos, verduras crucíferas y verduras de hojas verdes (esenciales en la dieta mediterránea), tenían menos probabilidades de desarrollar la enfermedad. La dieta, además de protegerlos del Alzheimer, los protegió de sufrir apoplejías y otras enfermedades crónicas.”  Moritz, A. (2016)

Si bien, los diferentes estudios científicos indican que aún no se puede determinar la causa específica del Alzheimer, poder detener o evitar que se genere la enfermedad es igualmente necesario, sin embargo, todas las fuentes coinciden en que, si se puede generar calidad de vida para quien la padece y para quienes ya sea por herencia genética o por cualquier razón, todos estamos expuestos a padecer Alzheimer, recordemos, nuestro cuerpo y cerebro son insustituibles, no podemos comprar otro…

                                                                                                                                      Lic. Adriana Ortiz

Bibliografía y Referencias

  • Chávez Torres, G., Tragedia a escala planetaria. México – Chávez, G. 2015
  • Manes, F. & Niro, M. (2014). Usar el cerebro (1st ed.). México, D.F.: Paidós
  • Moritz, A. (2016). Alzheimer’s — Nunca más! (1st ed., pp. 1-187). España: Ediciones Obelisco, S.L.
Educación en línea

Capacítate

Hoy

Inscríbete en nuestra plataforma de Educación Online

¿Tienes un familiar con Alzheimer o algún otro tipo de demencia y deseas saber cómo cuidarlo? 
¿Eres cuidador de un paciente con Alzheimer y deseas perfeccionar tus habilidades y técnicas?
¿Eres estudiante o profesional de la salud y deseas conocer más sobre esta enfermedad?

Empieza HOY mismo!