Alz.Mx

The Painted lady.

La familia del enfermo de Alzheimer

La familia es nuestra entrada a la sociedad. Es nuestro primer grupo al que pertenecemos. Y al ser recibidos en esta familia, hacemos una relación basada en el amor y seguridad. Así es como la familia nos da un sentido de pertenencia. Donde a través de mis antepasados, puedo ver, de donde vengo, y eso me ayuda a reconocer lo q Soy, y desde ahí a proyectarme a donde voy.

Es en la familia donde crecemos seguros, y a donde nos gusta llegar casa día.

Cuando uno de nuestros familiares más cercanos de ve afectado por una enfermedad como el Alzheimer, la familia entra en un estados de desconcierto, y puede ser q sí es el pilar quién enferma, el desconcierto va a descontrol. Y se viven las diferentes etapas de duelo: negación, enojo, tristeza y finalmente aceptación y aprendizaje.

Sin embargo, no todos las etapas van sucediendo una a otra… Podemos ir de una a otra, y más aún. Cada miembro de la familia estar en etapas diferentes.

Cuando el apoyo es más importante para el enfermo, nos encontramos tal vez en el descontrol. Es importante q sólo con uno q pueda estar en etapa de aceptación, sea el puente de ayuda. Y poder organizar los recursos para ayudar a neutro enfermo. Informarnos, y poder compartir esta información con la familia; distribuir los tiempos de convivencia para apoyar a nuestro familiar. Y en el trato con el enfermo. Ser muy pacientes y al estar informados entender q esta desorientado y olvida cosas q antes eran tan “naturales”, y esa desorientación y olvidos, le pueden poner de mal humor, y hasta agresivo. Sí entendemos q esto tiene q ver con su mismo sentir de desorientación. Y estar perdido aún en su misma casa, y de pronto no reconocer ni a su misma gente. Es importante mostrar y tener paciencia y un trato amoroso q le brindé el confort y seguridad de estar “en casa”. La casa y familia siempre es el lugar más seguro para todos, al q queremos llegar después de un día duro. Y ellos viven muchos momentos en el día así.

Si los acogemos amorosamente, ellos van sintiéndose seguros y disminuye su estado de irritación.

El acompañar a un familiar con Alzheimer es también una oportunidad de reencontrarme con todo mi sistema y grupo de pertenencia. Negarme a mi familiar, es como auto excluirnos de nuestro sistema de pertenencia. Y al final…. Estaremos más perdidos.

Por ello, la invitación es a ser parte de un sistema familiar amoroso y de auto soporte.

Lic. María D. Vivas C.

Educación en línea

Capacítate

Hoy

Inscríbete en nuestra plataforma de Educación Online

¿Tienes un familiar con Alzheimer o algún otro tipo de demencia y deseas saber cómo cuidarlo? 
¿Eres cuidador de un paciente con Alzheimer y deseas perfeccionar tus habilidades y técnicas?
¿Eres estudiante o profesional de la salud y deseas conocer más sobre esta enfermedad?

Empieza HOY mismo!