Espacios recreativos y Alzheimer

Es muy importante que las actividades recreativas en personas con Alzheimer sean programadas de tal manera que visualicen y tomen en cuenta sus aficiones, gustos, necesidades y recuerdos. Algunos de los principales objetivos de dichas actividades son: la participación, el intercambio de experiencias y la socialización.  Los espacios donde se desarrollen dichas actividades, es importante que faciliten y propicien estos tres objetivos mencionados.  

De esta manera,  se podrían tener actividades tanto en los espacios interiores como en los exteriores.  Distintas investigaciones en el tema, sugieren que los espacios interiorespara actividades recreativas cumplan con los siguientes criterios:

1.- Que estén localizados de tal manera, que “inviten” a participar. Generalmente un espacio central, donde convergen algunos pasillos, facilita y propicia más la participación en las actividades que ahí se desarrollen. Estos espacios se pueden convertir en muchos casos, en lugares “de encuentro” y participación.

2.- Que tenga flexibilidad y adaptabilidad en el mobiliario, de tal manera, si se requieren grupos muy pequeños, el mobiliario pueda adaptarse a esa situación o si la actividad recreativa requiere grupos un poco más grandes, que así mismo, el mobiliario, facilite dicho acomodo para realizarla de manera adecuada.

3.- Respeto a la participación, en caso que alguna(s) personas quieran participar en la actividad observando lo que hacen los compañeros(as) que el espacio y la distribución del mobiliario, permita este modo de participación. 

4.- Ambiente adecuado a la actividad, tomando en cuenta la iluminación (principalmente natural), y las condiciones de confort adecuadas en el espacio interior (clima, ruido, accesibilidad, entre otras). 

Para el caso de espacios exteriores, las principales recomendaciones son las siguientes:

1.- Seguridad para el desarrollo de las actividades recreativas. Tanto al salir al espacio exterior, como al caminar por el mismo (pisos, pasamanos, sin desniveles).

2.- Variedad de espacios en el exterior para la realización de diversas actividades. Algunas podrán ser en el jardín, pero otras podrán llevarse a cabo en alguna terraza semi-cubierta sobre todo para proteger del clima. 

3.- Que invite a usar los 5 sentidos, el espacio exterior puede tener flores, jaulas con pájaros, algún sonido de una fuente y otros atractivos para las distintas actividades a desarrollar de acuerdo a los gustos y aficiones de las personas.  

Finalmente, es importante señalar que, tanto en los espacios interiores como en los espacios exteriores, exista una discreta, pero cuidadosa supervisión por parte del personal encargado de las mismas. Y, por otro lado, como ya se comentó previamente, que las actividades recreativas sean actividades significativaspara las personas con Alzheimer. 

Arq. Benjamín Ortiz González.
Profesor del ITESM y de la UDEM  
Maestría en Arquitectura en Kansas State University.
Especialidad en Gerontología.
benjam.ortiz@gmail.com

Artículos relacionados

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Educación en línea

Capacítate

Hoy

Inscríbete en nuestra
plataforma de
Educación Online

¿Tienes un familiar con Alzheimer o algún otro tipo de demencia y deseas saber cómo cuidarlo
¿Eres profesional de la salud y deseas conocer más sobre esta enfermedad?
¿Eres cuidador de un paciente con Alzheimer y deseas perfeccionar tus habilidades y técnicas?Empieza HOY mismo!