Depressed young woman thinking about her problems while sitting on the sofa at home.

El duelo ¡Realidad vivida!

Cualquier pérdida genera sentimientos diversos y estos se agrupan en un proceso llamado Duelo; El Duelo proviene en sus raíces, del latín Dolus, que significa dolor y luto que proviene del latín Lugare, y es un proceso psicológico que ocurre cuando sufrimos una pérdida, el cual nos genera una serie de manifestaciones, diversos sentimientos y este termina con la aceptación de la nueva realidad; en donde los objetivos son:  deshacer los vínculos, elaborar un significado que permita aceptar y/o tolerar el dolor asociado con la pérdida y construir otra estructura de actividades y de relaciones interpersonales.

     Las pérdidas en la familia, despiertan muchísimos sentimientos en quienes la conforman, en el paciente mismo, y en quienes integran el equipo de atención médica.

  Cuando se vive este proceso es importante buscar el equilibrio personal y familiar, trabajar en la búsqueda de la solución a los problemas presentados, como, por ejemplo: la pérdida y cambios de roles, es decir, las nuevas actividades a ejercer ante la pérdida; ya que en la mayoría de los casos la familia se desorganiza y busca reorganizarse ante las pérdidas para alcanzar nuevamente la recuperación y la funcionalidad previa al acontecimiento.

Las respuestas ante la pérdida corresponden al proceso de duelo, y comprenden 5 etapas de acuerdo a Kübbler Ross (1969) que son:

  • Negación
  • Cólera
  • Depresión
  • Reajuste
  • Aceptación

El conocer dichas etapas nos ayudará en la expresión de sentimientos y pensamientos relacionados con el dolor generado ante la pérdida, considerando que estas no son secuenciales, pudiendo pasar de una a otra. Una de las estrategias fundamentales para el proceso del manejo del duelo es poder darse el permiso y el tiempo para vivir la pérdida de una forma consciente.

Si bien es cierto que el tiempo en sí mismo, nos ayudará a aliviar nuestras emociones, necesitamos realizar una serie de tareas que nos ayudarán a la aceptación de la pérdida. Es importante que evites el aislamiento emocional. Permítete la expresión de tus emociones que te harán sentir poco a poco mejor. Cuida tu alimentación, sueño, tus rutinas, aquí la adaptación se irá dando poco a poco. No seas exigente contigo mismo(a), el afrontamiento no es fácil, pero tampoco imposible.

El reconocimiento de tus fortalezas te ayudara a favorecer el proceso de afrontamiento al proceso de duelo, y a la capacidad de adaptación y crecimiento personal que se lograrán al correr del tiempo. Dra. Iracema Sierra Ayala

Artículos relacionados

Educación en línea

Capacítate

Hoy

Inscríbete en nuestra plataforma de Educación Online

¿Tienes un familiar con Alzheimer o algún otro tipo de demencia y deseas saber cómo cuidarlo? 
¿Eres cuidador de un paciente con Alzheimer y deseas perfeccionar tus habilidades y técnicas?
¿Eres estudiante o profesional de la salud y deseas conocer más sobre esta enfermedad?

Empieza HOY mismo!