Alz.Mx

El anciano a través de la historia

LAS CULTURAS PRIMITIVAS.
En los pueblos prehistóricos y comienzos de la antigüedad, los hombres eran recolectores y cazadores, y conseguir el alimento era un desafío diario. Luchaban por sobrevivir. Muy pocos de ellos alcanzaban a cumplir 30-35 años; el promedio de vida era de 18 años. Su vida estaba en constante amenaza.  Los mapuches, pueblo chileno, asociaban la longevidad a un poder sobrenatural y la buena memoria inspiraba admiración entre los jóvenes. Los más viejos, conocían más y sabían más que los jóvenes. El conocimiento transmitido oralmente de generación a generación, por los ancianos, fue decisivo en el desarrollo de las culturas mesoamericanas como la de los mayas, aztecas e incas.
LA CULTURA ORIENTAL.
En China, India, Japón, Corea, Líbano, Irán, Irak, Israel y en casi todos los países del continente asiático existe toda una tradición de respeto y culto por la ancianidad. Los mayores son muy apreciados, reciben un trato muy cariñoso y respetuoso de sus parientes; su esfuerzo es muy considerado.
EN LA CULTURA OCCIDENTAL.
En Francia se están realizando programas en que los ancianos ayudan a educar y enseñan distintos oficios a los más jóvenes. En Alemania, al revés, son grupos de jóvenes los que se capacitan para ayudar a los más viejos. En Suiza, se realizó hace unos años una competencia internacional de dibujos de las familias. Se pudo observar que en las familias de países desarrollados, el abuelo aparecía dibujado como alejado de la familia, y generalmente aparecía triste y preocupado. En cambio en los trabajos de niños de países asiáticos y latinoamericanos, el abuelo aparecía muy integrado a sus familias.
SITUACION DEMOGRÁFICA Y SOCIOCULTURAL.
Los últimos estudios demográficos han señalado que los adultos mayores son una población en ascenso en todo el mundo. Nadie se escapa a esta historia. Sus poblaciones se encuentran también en una etapa o proceso de envejecimiento cada vez mayor.
La tercera edad se considera como el último periodo de la vida ordinaria del hombre, así lo ha definido la Organización de las Naciones Unidas (ONU) quien considera como persona de la tercera edad a aquellos mayores de 60 años.
A lo largo de la vida de las personas puede haber diferentes capacidades o estilos de vida que los lleven a desgastarse o  perder sus facultades físicas unos antes que otros. Y esto los conduce muchas veces a deprimirse y alejarse de su entorno. Más aun cuando son discriminados o maltratados. El maltrato no sólo puede ser físico, sino psicológico y éste lo encabeza el llamado “abandono moral”, que es cuando ya no se hacen cargo de él, ni siquiera lo van a visitar o peor aún, pasa por invisible cuando vive en la misma casa.
El cuidado del anciano es algo que debe ser espontáneo, no obligado, debe salir del corazón. El agradecimiento es una de las mayores virtudes del ser humano y quien la practica agradeciendo en primer lugar a sus padres, dará el mejor ejemplo a sus hijos para que llegado el momento, hagan lo mismo con él.
Es muy importante velar por ellos, cuidarlos y tratar de darles cuantas facilidadessean posibles para que lleguen a una vejez digna, sin discriminación y puedan adaptarse integralmente a la sociedad, para que a pesar de su edad, sigan siendo útiles hasta donde sus fuerzas y capacidad se los permitan.
Por lo general en la juventud aprendemos, en la vejez entendemos. Invirtamos esa fórmula entendiendo desde niños a nuestros adultos mayores, seamos empáticos con ellos, amorosos, comprensivos. Al pasar de los años, irremediablemente estaremos en esa posición.
Nuestros queridos abuelitos como la mayoría les llamamos aunque no todos tengan nietos, son un tesoro en la sociedad por el aporte que pueden hacer a las nuevas generaciones. Las marcas de los años son sinónimo de aprendizajes y experiencias ante las batallas vividas.  Las arrugas indican simplemente dónde han estado las sonrisas.
Atesoremos sus consejos y tratémoslos como ellos se merecen: con respeto, admiración y sobre todo con mucho amor…
 
Lorena Manzano O.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Educación en línea

Capacítate

Hoy

Inscríbete en nuestra plataforma de Educación Online

¿Tienes un familiar con Alzheimer o algún otro tipo de demencia y deseas saber cómo cuidarlo? 
¿Eres cuidador de un paciente con Alzheimer y deseas perfeccionar tus habilidades y técnicas?
¿Eres estudiante o profesional de la salud y deseas conocer más sobre esta enfermedad?

Empieza HOY mismo!