Alz.Mx

Nurse looking at elder woman

Aprende a cuidar a una persona con Alzheimer

La enfermedad de Alzheimer consiste esencialmente en la muerte de determinadas neuronas de la corteza cerebral de manera gradual y progresiva a lo largo del tiempo que dura la enfermedad. La muerte neuronal de causa no definitivamente aclarada se llama neurodegeneración. Por eso se dice que la enfermedad de Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa.

Cuidar de una persona con Alzheimer no es una tarea fácil, pero se puede lograr si se organiza tanto el ambiente en donde se vive como la forma de tratar a quien padece esta enfermedad.  

Organice el espacio vital de su casa

  • Gradualmente, habitación a habitación, problema a problema. No trate de resolverlo todo al mismo tiempo.
  • Evite transformaciones bruscas que puedan acrecentar el sentimiento de inseguridad del enfermo.
  • Evite caídas.
  • Es recomendable quitar o fijar al suelo alfombras y tapetes, especialmente en el cuarto de baño y dormitorio.
  • Acorte los cables eléctricos para que no arrastren por el suelo.
  • Elimine los muebles con picos sobresalientes o con cristales (acolche los salientes).
  • Cambie las sillas inseguras o aquellas de las que sea difícil levantarse.
  • Quite los obstáculos u objetos que puedan dificultar el paso en los pasillos o lugares estrechos.
  • Si tiene escaleras, fije bandas antideslizantes sobre el borde.
  • Es recomendable poner una barrera al principio y al final de la escalera para impedir el paso.
  • Asegúrese de que las habitaciones tengan buena iluminación durante el día y estén equipadas con alguna lámpara durante la noche.
  • Evite accidentes.
  • Se recomienda guardar bajo llave los electrodomésticos (batidora, afilador, cortacésped), cerillos, encendedores, armas de fuego, llaves de automóvil, productos tóxicos (lejía, medicamentos…).
  • Quite los cerrojos interiores para evitar que la persona pueda encerrarse. Las puertas que dan al exterior y las ventanas deberán estar provistas de un dispositivo de seguridad que impida abrirlos sin ayuda.
  • No le deje coger pequeños objetos (agujas, botones…) que pueda tragar.
  • Los radiadores deberán estar provistos de una rejilla de protección.
  • Regule el calentador del agua para evitar posibles quemaduras.
  • Vigile los sitios particularmente peligrosos, como terrazas, bordes de piscina, coche.
  • Prevenga a sus vecinos del estado de su familiar para que puedan ayudarle.
  • Póngale una pulsera o una medalla donde figure su nombre, dirección y teléfono.
  • Tenga a mano una foto reciente que pueda ser difundida en caso de pérdida.

Organización del dormitorio

  • Quite todos los adornos, revistas etc., que sean susceptibles de distraerle.
  • Fije la lámpara de la mesita, de manera que pueda encenderla y apagarla sin tirarla.
  • Fije al suelo la alfombra de pie de cama.
  • Instale una pequeña luz que permanezca encendida durante la noche.
  • Se pueden colocar bandas luminiscentes que señalen el camino de la habitación al WC para que no se pierda si tiene que levantarse por la noche.
  • Coloque la cama de tal manera que el enfermo pueda subir o bajar sin molestias por los dos lados.

Ropa

  • En el armario, debe guardar solamente la ropa indispensable de la estación del año correspondiente.
  • Mientras pueda dele a escoger su ropa y cuando ya no pueda escoja usted por él.
  • Escoja ropas lavables y que no sea necesario planchar.
  • Elija ropa que sea fácil de poner y quitar: cierres de velcro, polos cerrados, zapatos sin cordones, medias sin talón…
  • Identifique la ropa de los cajones y armarios con pequeños carteles o dibujos

Otros consejos

  • Evite el ruido y la confusión.
  • Apague la TV ó radio cuando acabe la emisión.
  • Evite la música con estruendos y respete siempre los gustos de la persona enferma.
  • Quite o recubra los espejos. Al verse, puede que no se reconozca y esto le produzca angustia.
  • No conserve más que los objetos de uso cotidiano y siempre en el mismo sitio.
  • Coloque un reloj grande que pueda ver con facilidad, así como un calendario en el que usted pueda marcar los días.
  • Señale los recorridos, por ejemplo de su cuarto al WC. Él se sentirá mejor.
  • Utilice carteles con dibujos sencillos para recordarle donde se encuentran las cosas.
  • Ponga un pizarrón en la pared (siempre en el mismo sitio) y deje escrito claramente lo que tenga que hacer (nunca demasiado) cuando usted se vaya.

Cuarto de baño e higiene personal

  • El botiquín del baño debe estar cerrado y sin medicamentos.
  • Equipe la bañera o regadera con bandas o alfombras antideslizantes, del mismo color del suelo si es posible, para que no le sobresalte.
  • Procurar poner barras en las paredes de la regadera para que le ayuden a salir. También junto al WC.
  • El cuarto de baño debe tener alguna luz encendida por la noche.
  • Los objetos de aseo serán reducidos al mínimo (1 toalla, jabón, 1 cepillo de dientes, tubo de pasta dentífrica).
  • Los demás objetos se le proporcionarán cuando los necesite y después se recogerán.
  • Las cosas deben permanecer siempre en el mismo lugar para que no tenga que buscarlas, sólo cogerlas.
  • Colocar los tapetes de baño sólo para el momento de la salida de la ducha.

Higiene corporal

  • Para el baño, básese en sus hábitos anteriores para crear una rutina (hora…).
  • Tómese el tiempo necesario y no precipite el ritual de su higiene.
  • Prepare la bañera antes de que él esté en su cuarto de baño.
  • Evite llenar la bañera. Demasiada agua le puede asustar.
  • Controle la temperatura.
  • No añada geles o espumas de baño que puedan hacer resbaladiza la bañera.
  • Siga siempre los mismos pasos: vaya usted a buscarle y llévele hasta el cuarto de baño.
  • Pídale que se quite la ropa de manera ordenada y nombrándoselas una a una (falda, blusa…)
  • Pídale que se enjabone y después se enjuague.
  • Si no lo hace, lávele con cuidado y despacio.
  • Ayúdele en el momento de salir de la bañera.
  • Dele la toalla y pídale que se seque.
  • Vaya dándole la ropa por orden y una a una.
  • Aproveche el baño para vigilar el estado de su piel (enrojecimientos en puntos de apoyo..), de las uñas (tanto de las manos como de los pies), cuidados de la boca (dientes, prótesis…), higiene íntima (evitar irritación e infecciones).
  • Los cabellos: es preferible el pelo corto. No lavar la cabeza en la bañera y no usar secadores.
  • Maquillaje, especialmente si usaba anteriormente.
  • Para evitar problemas circulatorios, musculares y articulares, es necesario animarlo diariamente para que haga un poco de gimnasia pasiva de pies y brazos y a la vez que se le den masajes para favorecer la circulación.

Todos los consejos son a modo orientativo. Dependiendo de cada persona, sus costumbres y fases de la enfermedad, se aplicarán de una forma u otra o simplemente no se procederá. Cada persona es un mundo, cada enfermo también. Nosotros somos quienes mejor los conocemos, no nos será muy complicado saber si procede en cada ocasión o no, aplicar estos consejos.

Fuente CUN.ES

Educación en línea

Capacítate

Hoy

Inscríbete en nuestra plataforma de Educación Online

¿Tienes un familiar con Alzheimer o algún otro tipo de demencia y deseas saber cómo cuidarlo? 
¿Eres cuidador de un paciente con Alzheimer y deseas perfeccionar tus habilidades y técnicas?
¿Eres estudiante o profesional de la salud y deseas conocer más sobre esta enfermedad?

Empieza HOY mismo!