Alz.Mx

Anosognosia: “Yo no tengo nada”

El cerebro humano funciona de manera impresionante, dentro de sus muchas funciones, está el informarnos qué sucede a nuestro alrededor a través de los sentidos, y en nuestro interior, en nuestro cuerpo y en nuestra mente, en algunas enfermedades, este sistema falla y la persona no es capaz de darse cuenta de que algo anda mal en ella, a este fenómeno se le conoce como anosognosia.

La palabra anosognosia del griego: a, que significa “sin”, nosos, que significa “enfermedad” y gnosis que significa “conocimiento” y que en su conjunto quiere decir: “desconocimiento de la enfermedad”, una situación patológica presente en algunos pacientes con problemas neurológicos (cognitivos) que no tienen percepción de sus déficits funcionales neurológicos.

En el caso de la enfermedad de Alzheimer se encuentra presenta la anosognosia, es decir, el paciente no sabe que está enfermo, por eso es por lo que cuando el paciente va a consultar solo, y uno como médico le pregunta por algún síntoma, los pacientes suelen contestar que están bien, que ellos no están enfermos, cuando van acompañados y preguntamos “¿qué es lo que le pasa?” los pacientes casi siempre contestan “nada, a mí me trajeron”.
Este es un síntoma que puede traer problemas a la familia en muchas ocasiones, porque a pesar de que el paciente no se ve a sí mismo como enfermo, la familia sí se da cuenta, la familia sí se entera de que se le están olvidando las cosas, o que deambula, los que se encuentran alrededor de este paciente.
Como el paciente no sabe que tiene un déficit cognitivo, puede ser fácil para él o ella creerse capaz de realizar tareas para las cuales ya no es competente, dependiendo del estado en el que se encuentre; estas tareas pueden ser complejas como manejar o sencillas como ir a la tienda de la esquina. Es aquí cuando vienen los conflictos, cuando el paciente quiere ir a la tienda, pero nosotros como familiares sabemos que se puede perder, o que no va a llevar suficiente dinero, o que le pueden dar feria de menos, o cuando quiere manejar sabemos que puede poner en riesgo su vida y la de terceros.
He escuchado historias de familiares de pacientes con demencia que tienen que desconectar la batería del carro y decirle a su paciente todos los días o a veces varias veces al día, que el carro está descompuesto y que lo van a llevar al taller, o quienes esconden las llaves de la casa para que no puedan salir sin que se den cuenta.
Este tema se incluye en este boletín porque es importante que estemos conscientes de que la persona que padece algún tipo de demencia, realmente no está consciente de su déficit cognitivo, y que, de alguna manera esto puede llegar a ser frustrante para nosotros, pero hay que ser sensibles y empáticos y seguir siempre buscando estrategias para lidiar con esta situación.
Dra. Olga Magdalena Padrón López
Médico Familiar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Educación en línea

Capacítate

Hoy

Inscríbete en nuestra plataforma de Educación Online

¿Tienes un familiar con Alzheimer o algún otro tipo de demencia y deseas saber cómo cuidarlo? 
¿Eres cuidador de un paciente con Alzheimer y deseas perfeccionar tus habilidades y técnicas?
¿Eres estudiante o profesional de la salud y deseas conocer más sobre esta enfermedad?

Empieza HOY mismo!